Viajar por España en auto-caravana.

COMPARTE

Una de las experiencias más especiales que puedes vivir es viajar por el país en autocaravana. Unas vacaciones distintas, en las que tú, tu familia o amigos, a bordo de una casa rodante, decidís con plena libertad dónde queréis ir y donde parar. Para Caravanas Cruz es una forma de viajar que no se parece a ninguna otra.

Antes de comenzar el viaje, es necesario aclarar algunas cuestiones. Con el carné B, el carnet clásico de coche, puedes llevar cualquier autocaravana hasta 3,5 toneladas. Si el vehículo supera ese peso hace falta la licencia C1 para conducir vehículos pesados. Infórmate de las características técnicas antes de alquilar o comprar la casa rodante.

Puedes aparcar la autocaravana en cualquier espacio de estacionamiento para vehículos, si bien está terminantemente prohibido acampar en la vía pública; es decir, sacar sillas o mesas para hacer vida, aunque te hayas detenido a las afueras de una ciudad. Para eso existen áreas habilitadas para caravanas repartidas por toda la geografía nacional, algunas de titularidad pública, gratuitas, y otras gestionadas por empresas privadas, con un precio por día. Otra opción para hacer un alto en el camino es detenerse en un camping, donde no existe límite de tiempo para acampar.

El sueño de algunas personas es invertir sus ahorros en la compra de una autocaravana, con la que hacer cada año sus vacaciones y realizar escapadas de vez en cuando. Sin embargo, hoy en día existen agencias de alquiler que posibilitan que cualquier persona pueda disfrutar de esta aventura alquilando por unos días uno de estos vehículos. El sistema de alquiler es similar al de un coche. Se consigna una fianza mediante una tarjeta de crédito, se entrega la autocaravana en el lugar y hora señalada en el contrato y se abona la tarifa por los días que se ha utilizado. Con frecuencia, las agencias exigen que el titular sea mayor de 23 años y tenga el carné de conducir vigente, con una antigüedad de 2.

Litoral Mediterráneo.

La costa mediterránea es el destino preferido para las personas que viven en el interior de la península. Desde la Costa Brava catalana hasta las playas de Águilas y Mazarrón en Murcia, dispones de más de 800 kilómetros de playas de aguas tranquilas, en una zona equipada para atender al turismo durante todo el año.

En la Costa Brava, junto al Golfo de Rosas, y a tan solo tres kilómetros de las ruinas romanas de Ampurias, está el Camping las Dunas. Un camping de primera categoría, con parcelas de entre 75 y 100 metros cuadrados para acampar con caravanas. En su interior dispone de un magnífico parque acuático.

Veinticinco kilómetros más al sur está L´Estartit, un antiguo pueblo pesquero, reconvertido en destino turístico frente al archipiélago natural de las islas Medas. En la misma playa, junto a la desembocadura del río Ter, se encuentra el área privada para caravanas Costa Brava, abierto los 365 días del año, equipado con cabinas de ducha, lavadoras y wifi gratuito. Sin salir de Cataluña, en la Costa Dorada de Tarragona, entre Salou y Cambrils, está el camping “Torre del Sol”, con parcelas provistas de toma eléctrica, toma de agua, nevera y wifi.

En la Comunidad Valenciana está el área pública de El Grao de Castellón. Junto a la playa de la capital valenciana se puede aparcar la autocaravana de forma gratuita durante dos días seguidos, con instalaciones para cargar y vaciar aguas. El área tiene espacio para 45 autocaravanas.  Pasada Valencia, muy cerca de Gandía, se encuentra el área privada de Xeraco, a solo 300 metros de la playa y rodeada de un campo de naranjos. El establecimiento dispone de bar-restaurante y un servicio de alquiler de motos para recorrer la zona.

En Alicante dispones de dos campings para caravanas clasificados entre los mejores de España: La Marina, cerca de Elche, y El Marjal, Costa Brava. En Crevillent, el camping de La Marina ofrece parcelas de hasta 100 metros cuadrados equipados con baño, barbacoa, cocina y mesa tipo pícnic. El camping resort del Marjal es uno de los más grandes del país. Casi una ciudad. En su interior dispones de todo tipo de servicios: restaurantes, atracciones acuáticas, gimnasio, peluquería, supermercado, y en temporada alta, música en directo y actividades infantiles programadas.

Andalucía.

Solo en la provincia de Málaga hay 160 kilómetros de playa y 25 áreas para autocaravanas. De entre ellos cabe destacar el Área Milucar, en Torrox, orientado al mar, con unas magníficas vistas, y el Área del Puerto Deportivo de la Caleta de Vélez, en Vélez-Málaga.

En el Cabo de Gata, en Almería, está el Camper Park Agua Amarga. Posé zona de carga y descarga, wifi, aseos, lavandería y secadoras. En uno de los parajes más bellos y singulares del país, próximo a pequeñas calas semisalvajes.

En la provincia de Cádiz, entre los Caños de la Meca y las playas de Trafalgar, en el término municipal de Barbate, en lo que en los 70 fue un triángulo de hippies, se suceden una serie de pequeñas playas para todos los gustos: familiares, nudistas, rocosas, arenosas, con chiringuitos, etc. Casi en el centro de ese conglomerado está el Parking Galeón, con un ambiente familiar y acogedor.

Andalucía no es solo playa. Se pueden recorrer las Alpujarras granadinas y Sierra Nevada en autocaravana, disfrutando de sus magníficos paisajes y de su riqueza cultural. Para pernoctar puedes hacerlo en el Camping Ruta del Purche en Monachil, a 20 minutos de Granada y a 16 kilómetros de las pistas de esquí, o en el Parking de las Sabicas, al lado del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, por un precio de 5 € por día.

Al norte de la provincia de Sevilla está el área de servicio de Alanís de la Sierra, una pequeña área pública en la que puedes aparcar gratis la autocaravana durante tres días seguidos. Podrás recargar las baterías, y vaciar y rellenar el agua, en la tranquilidad de un paraje natural. Un lugar tan tranquilo como lo es también el camping Alcalá Camper Park, en Alcalá la Real, en la sierra sur de Jaén, limítrofe con las provincias de Córdoba y Granada. Su área para caravanas dispone de electricidad, agua, wifi y servicio de lavandería.

Ancha es Castilla.

El interior de la península, ofrece al viajero lugares tranquilos, rodeados de naturaleza, donde descansar y desconectar del ajetreo diario. Dispones de áreas en las que aparcar la autocaravana y detenerte, si se quiere, durante unos pocos días.

Subiendo por el Sur está el área de Consuegra, en Toledo, rodeada de molinos manchegos de viento. Está junto a un merendero, a pocos kilómetros de la localidad. No tiene tiempo límite de estacionamiento, pero tampoco dispone de ningún servicio, salvo contenedores de basura.

En la sierra de Madrid se encuentra el área de caravanas de Buitrago de Lozoya, en el lateral de la gasolinera a la entrada al municipio, en la salida de la N-1. Ahí se puede cambiar el agua y recargar baterías. La zona para pernoctar se encuentra a 200 metros.

En la localidad soriana de Ágreda existe una amplia área pública de caravanas rodeada de bosque. El recinto dispone de merendero, barbacoa, duchas, baños y un bar. Se encuentra a unos pocos kilómetros de la localidad, declarada bien de interés turístico por su patrimonio arquitectónico procedente de la edad media.

En la provincia de León, en la falda de Los Picos de Europa, está La Posada de Valdeón. Un aparcamiento privado para autocaravanas, indicado para amantes de la naturaleza, el senderismo y la vida al aire libre.

El Norte.

Hemos dejado la zona norte para el final, pues en ella se encuentran las mejores instalaciones para acampar y pernoctar en autocaravana. A las afueras de Vitoria-Gasteiz está el Autokarabanentzako Gunea, un área gratuita en la que puedes estacionar durante 3 días, y desde la que es muy sencillo llegar al casco antiguo de la ciudad. Vitoria es de las pocas capitales de provincia que dispone de un área municipal de aparcamiento de caravanas. Los miércoles, allí mismo, se celebra un mercadillo.

En Fontellas, Navarra, está el área de autocaravanas Artajo, al lado de una antigua almazara de aceite y al costado de un lago. Es necesario reservar plaza por internet. Desde ella se realizan visitas guiadas por la zona, organizadas por la empresa propietaria de la fábrica de aceites.

En Asturias está el Camping Ribadesella, a 1 Kilómetro de la playa de Santa Marina. Dispone de parcelas para caravanas de entre 60 y 90 metros cuadrados equipadas con agua, electricidad y zona de barbacoas. Desde el camping se organizan visitas por la montaña y los acantilados. Es considerado uno de los campings con más encanto del país.

En Foz, Lugo, Galicia se encuentra el Atalaia Camper Park, galardonado como la mejor área de caravanas de España en el 2021. Pegado a la playa de Llas, sobre un suelo de grava, cada parcela está delimitada por vallas de madera. Las instalaciones disponen de zona de carga y descarga, barbacoas, televisión, wifi, zona infantil, tienda y una biblioteca para intercambio de libros.

Moverse por España con autocaravana puede ser una experiencia inolvidable.