Las obras medievales al aire libre son tendencia en la actualidad

COMPARTE

La Edad Media es el periodo histórico más extenso que encontramos después del nacimiento de Cristo. Y, como es lógico, mientras se mantuvo vigente dio origen a un montón de leyendas, de realidades y de episodios que han ido configurando de alguna manera la historia actual de cada territorio. A pesar de los siglos que han transcurrido desde que finalizara y le diera el testigo de la Historia a la Edad Moderna, todavía sigue siendo objeto de estudio y sus tradiciones siguen siendo celebradas en muchos de los lugares que encontraron su origen en este momento.

Como consecuencia, son muchos los pueblos y ciudades en los que se siguen realizando representaciones teatrales de todo lo que tiene que ver con algún acontecimiento que se produjo durante la Edad Media. Es algo bastante común en un país como el nuestro y lo cierto es que son esos actos los que muchas veces le dan vida a una localidad y permiten que los negocios que se sitúan en ella tengan la posibilidad de hacer su agosto. Ni que decir tiene que la gente suele responder a este tipo de actividades y que son muchas las cosas positivas que se derivan de eso.

En una noticia publicada en la página web de El Español se enumeran quince hechos ocurridos durante la Edad Media que marcaron el devenir de la Península Ibérica. Son ese tipo de eventos, además de otros muchos, los que se celebran a día de hoy en una buena cantidad de ciudades y pueblos de este país. Y es que las personas tenemos la obligación de saber cuáles son nuestras raíces, no ya solo en relación a nuestra familia, que está muy bien, por supuesto, sino también en lo que tiene que ver con el lugar o la zona geográfica en la que vivimos o a la que queremos viajar.

¿Y qué mejor lugar para una representación como esa que un sitio que todavía conserva ese carácter medieval? En una noticia que vio la luz en la página web Escapada Rural se enumeran 24 ciudades y pueblos que son medievales y que son de auténtica maravilla. Una ciudad como Ávila y municipios como lo son Sigüenza, Ronda, Albarracín, Pedraza o Buitrago del Lozoya son grandes lugares en los que realizar una representación como de la que estamos hablando. No nos extraña en absoluto que, por tanto, haya tanta gente interesada en eventos de este tipo y en lugares así. Merecen mucho la pena.

Hay muchas personas que disfrutan de actividades al aire libre que tengan que ver con la Edad Media. Los expertos en materia histórica siguen diciendo que este es el periodo histórico que más llama la atención de los españoles y las españolas y que ese es el motivo por el que todo lo que tiene que ver con representaciones históricas de ese tipo tiene una gran popularidad y aceptación en la España de hoy. Y tiene toda la pinta de que eso va a seguir siendo así de cara al futuro.

La Edad Media es un período que sigue reportando cosas interesantes para nuestro país. Son muchas las compañías de teatro que suelen interpretar obras de la época u obras basadas en dicha época al aire libre. Y es que fueron tantos los cuentos, novelas y leyendas que existieron durante dicho período que es normal que todavía hoy sigan surgiendo ideas en relación a una época como esa. Los profesionales de Eviltailors, por ejemplo, nos han hecho saber que la demanda de trajes relacionados con la Edad Media lleva unos años creciendo y que este que os comentamos puede ser uno de los mejores medios para explicarlo.

España, una referencia en este aspecto 

No en todos los países se suele cuidar tanto de la Historia como hacemos nosotros, los españoles y las españolas. Y la verdad es que esa es una de las cosas que más y mejor nos caracterizan, no cabe ninguna duda al respecto. Por ejemplo, Estados Unidos es una nación en la cual este tipo de eventos no suele ser tan habitual. Y lo mismo ocurre en buena parte de los países de la Unión Europea. Es una lástima que no todo el mundo esté a nuestro nivel en este sentido porque las personas que se podrían beneficiar de ello iban a ser sus propios ciudadanos y ciudadanas.

España es, por tanto, una referencia a la hora de mantener el estudio y la divulgación de su historia medieval y ese es un punto a favor, sin duda, de nuestra cultura. Cuando las cosas se hacen mal, lo decimos. Cuando se hacen bien, tendemos a callarnos. Y lo que hemos venido contando en este artículo, que se hace bien, no lo podemos omitir bajo ningún concepto. Al contrario: tenemos que presumir de ello.