¿Qué carrito de bebé comprar?

COMPARTE

Cuando toca elegir cochecito de bebé estaremos de acuerdo que puede llegar a ser algo complicado. Algunas personas tienen suerte y heredan un coche de bebé de familiares o amigos, por lo que no va a tener que pasar por esta complicada elección.

El mercado está repleto de diferentes tipos de carritos de bebés. En este artículo queremos darte una serie de pistas fundamentales para la elección del coche de bebé idóneo:

Conoce las partes de un carrito de bebé

Veamos las diferentes partes que forman un cochecito de bebé:

Chasis

Parte en la que están el resto de componentes del cochecito. Lo forman los ejes y ruedas, de tal forma que se configure como un esqueleto del propio carrito.

Capaz

Se le llama también cuco. Esta es la pieza que se utiliza cuando el bebé es un recién nacido. Simula a una cama, puesto que el pequeño siempre va a ir en posición horizontal.

Silla de paseo

Por lo general se empieza a usar cuando el bebé sostiene la cabeza por él mismo. Estamos ante la pieza del coche de bebé que se va a usar más tiempo.

Grupo “0”

Se les llaman también “maxicosi”. Una silla portabebés que es la utilizada en os desplazamientos con coche, pero que podemos encontrar también en carricoches de bebé que se adaptan al chasis y se pueden usar para los paseos.

Cuando se quiere adquirir un carrito de bebé es posible adquirir las piezas por separado o todo junto.

¿Qué debe tenerse en mente para elegir un cochecito de bebé?

En este sentido, lo mejor es escuchar o leer las experiencias de otras personas, como nos recomiendan los expertos de thebabyhouse.es pero siempre pensando en que al final, el objeto principal de estudio tienen que ser nuestras necesidades.

La seguridad al completo para los carritos de bebé

El apartado de la seguridad es vital cuando se tiene que elegir cochecito de bebé. El coche elegido tiene que tener la homologación para poder certificar que cumple con los requisitos mínimos en cuanto a seguridad. Es complicado encontrarlos en las tiendas sin su etiquetado, por lo que siempre hay que estar seguro.

Hay diversas cuestiones en relación sobre la seguridad, donde se habla del bloqueo efectivo de las ruedas, la resistencia del material del chasis y de los ejes que lo conforman, así como las dimensiones del carrito de bebé que se encarguen de la protección del pequeño si hay algún incidente.

El confort a la hora de usar el carrito de coche

Cuando se evalúa el confort de un coche de bebé, hay que fijarse en dos lados, el del ocupante y el del conductor. Todo coche de bebé necesita que el peque vaya cómodo, pero también la persona que lo conduce.

En este sentido, parece claro que hay que fijar una serie de medidas del carrito para bebes. No es solo que se meta o saque al bebé del coche, puesto que al niño se le tiene que atender cuando esté dentro del carrito, por lo que quienes lo empleen van a tener que doblar su espalda con frecuencia.

Por este motivo, lo mejor es optar por uno que tenga la altura de acuerdo con la de uno mismo.

En el mercado hay manillares adaptables que es posible que se extiendan en el caso de la altura de quien lo lleva así lo demande, por lo que el paseo va a ser más cómodo.

Actualmente existen de diferentes altura, incluso los hay que no precisan de agacharse o doblarse nada. Por todo ello hay que optar por el que mejor cumpla con nuestras necesidades.

La versatilidad en el cochecito de bebé

Una parte importante de las dudas que suelen acompañar la elección es la versatilidad de los mismos. Si queremos saber cuál nos puede convenir más, lo mejor es analizar las necesidades o estilos que se manejan en cada caso. Aquí es necesario centrarse en un componente mucho más personal.

Existen automóviles que tienen una serie de características que hacen que el espacio sea más reducido, lo que también puede ocurrir con las puertas de ascensor de los edificios que precisan de unas medidas de cochecitos en concreto.

Existen padres que lo que hacen es desplazarse bastante en transporte público o que practican deportes como correr. Unas características que son importantes para optar por un cochecito de bebé u otro.

Bastante de estas necesidades las apreciamos después de comprar un coche de bebé, por lo que hay que valorarlas antes y saber qué estilo es el que nos conviene.

No olvides que ahora es sencillo acertar con el carrito de bebé, puesto que en el mercado hay muchas marcas de cochecitos que nos dan todas las funcionalidades posibles.

Las previsiones futuras de la familia

Los bebés crecen y van superando una serie de etapas, por lo que el cochecito se tiene que adaptar bien a dichos cambios. No es igual la primera silla de bebé que se compra a un pequeño que la usada para los paseos de un infante de tres años.

Un buen número de carritos que se encuentran en las tiendas tienen varias clases de piezas para todo tipo de etapas. Lo malo de esta clase de sillas es que ocupan espacio y que a veces no se tiene tanto para tantas partes.

Aunque hay multitud de ofertas, se debe valorar la situación en la que nos encontramos. Es posible que a la larga nos salga mucho mejor adquirir carros de bebé de forma separada y en la etapa siguiente elegir otro carro al que se le pueda sacar un partido mayor.

Aquí también podemos hablar de que en el futuro es posible que tengamos la intención de que aumente la familia a corto plazo. Esto hace que proliferen los modelos coches de bebes dobles sin que sea necesario que se tengan gemelos. Hablamos de unos carritos o complementos como pueden ser los patinetes, con los que es posible llevar a dos niños a la misma vez, aunque se tengan edades distintas y por lo tanto diferentes necesidades.