Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La ropa con protección solar nos sorprende este verano.

COMPARTE
Ropa de protección solar.

Navegando por internet para escudriñar lo que se va a llevar este verano, descubrí por casualidad la ropa de protección solar. No es una tendencia de moda. Es una innovación tecnológica aplicada a la industria textil. Por lo que parece, ha llegado para quedarse.

Mi amiga Marisa, que nació en Calasparra (Murcia), dice que cuando llega el verano y aprieta el calor no sabe bien qué ponerse. Se compra un vestido y cuando se lo pone le dan soponcios. Cuando por fin encuentra una prenda con la que está fresquita, o se le rompe de lo fina que es, o no le aguanta ni dos lavados. Se le van los colores. “Me voy a hacer nudista,” – me dice Marisa en broma – “para no tener que ponerme ropa”. La verdad es que es buena chica, pero es un poco exagerada. Se nota que es de Murcia. Ya se lo digo yo: “Marisa, es que eres muy murciana”.

Le comenté a Marisa lo de la ropa de protección solar y al día siguiente ya había hecho una compra en From Sun With Love, una tienda online española pionera en comercializar ropa de protección solar. Marisa se ha comprado una camiseta de rayas marineras, que la verdad, le queda muy bien, y un kimono para estar en casa fresquita.

Según dicen los expertos, la ropa de protección solar protege al cuerpo de la acción de los rayos uva y los colores de las prendas resisten bien a la acción del sol. Es una tecnología tan innovadora que hasta Inditex la está estudiando y ya ha sacado alguna prenda con estos tejidos.

Habrá que probarla. No digo el vestido de Zara, sino la ropa de protección solar.

¿Qué me pongo este verano?

La verdad es que yo en verano quiero estar fresquita. Aparte de mis sandalias de piel que nunca fallan, estas son algunas prendas que no me pueden faltar.

  1. Vestidos ligeros: ¡Son el comodín del verano! Un vestido fresquito y ligero te saca de apuros en cualquier ocasión, ya sea para una salida con los peques al parque o una cena improvisada.
  2. Shorts de tela suave: No pueden faltar en tu armario. Los shorts son perfectos para los días calurosos. Combínalos con una camiseta básica y unas sandalias y estarás lista para enfrentar el calor.
  3. Camisetas de algodón: Las camisetas de algodón son tus aliadas para el día a día. Son frescas, cómodas y van con todo. Además, puedes elegir entre estampadas, lisas o con algún mensaje divertido.
  4. Sombrero o gorra: ¡Protección extra para tu cabeza! Un sombrero o gorra no solo te da estilo, sino que también te protege del sol cuando estás al aire libre.
  5. Bikini: ¡Listas para refrescarte en la piscina o en la playa! Un buen bikini te asegura un buen chapuzón sin preocupaciones.
  6. Kimono o pareo: Para esos momentos de relax, un kimono o pareo ligero te brinda un toque bohemio y te cubre cuando necesitas un poco de sombra.
  7. Gafas de sol: No olvides proteger tus ojos del sol con unas gafas de sol con estilo. Además de lucir bien, te protegen de los rayos UV.
  8. Pijama fresquito: Por las noches, nada mejor que un pijama ligero y fresquito para descansar bien y despertar como nueva al día siguiente.

¿Qué le pongo al niño?

Mi hijo Lolo, que es un terremoto, no se puede estar quieto, es todo energía, también quiero que vaya cómodo y fresco en verano. Esta es la ropa que no puede faltar:

  1. Camisetas de algodón: Son la base del outfit veraniego. Las camisetas de algodón son frescas y suaves, perfectas para el día a día.
  2. Pantalones cortos: ¡Indispensables para los pequeños exploradores! Los pantalones cortos le permiten moverse con libertad y frescura, ideales para correr y jugar en el parque.
  3. Zapatillas deportivas: Para esos días llenos de energía, unas buenas zapatillas deportivas son clave. Además de cómodas, le dan ese toque de estilo deportivo que le encanta.
  4. Sandalias. Me gusta tenerle preparadas un par de sandalias fresquitas para el verano. Que le sudan un poquito los pies.
  5. Una gorra de beisbol: Además de darle un toque gracioso le protege la aveza de los rayos de sol.
  6. Bañador: ¡Hora de ir a nadar! Un bañador fresquito es esencial para esos días de piscina o playa. Si es con algún estampado divertido, ¡mucho mejor!
  7. Camiseta sin mangas: Para los días más calurosos, opta por camisetas sin mangas. Así podrá moverse libremente y sin pasar calor.
  8. Camisas de lino: Antes no era muy partidaria de ponerle camisas, pero le compré una para ir a ver a mi suegra. La verdad es que le da al niño un look más arreglado. Son frescas y elegantes, perfectas para una cena en familia o una visita a los abuelos.
  9. Pijama fresquito: Por las noches, un pijama ligero y fresco es clave para que descanse cómodo. ¡Así estará listo para nuevas aventuras al día siguiente!

De Manolo no digo nada. Ya es mayorcito. Que se compre lo que le dé la gana. Total, cuando no va al trabajo se tira todo el día con unas bermudas, una camiseta y unas deportivas con calcetines tobilleros. Parece como si vivera en una piscina, en un chiringuito o algo así.

Si además toda la ropa esta, tanto la mía, como la del niño, es con protección solar, mejor que mejor.

¿Qué beneficios tiene la ropa de protección solar?

Una pregunta que se hace mucha gente es: “¿Lo de la ropa de protección solar funciona?” Para empezar la ropa UPF50+ está fabricada con tejidos que bloquean en un 80% los rayos solares antes de que lleguen al cuerpo.

Es eficaz siempre. La parte del cuerpo cubierta por la ropa nunca se verá afectada por el sol. No te quedará marcas de los dedos, ni de llevar el bolso colgado del hombro. Ni aunque te quites o te pongas la camiseta después de cada baño. Yo la veo indicada para personas que tienen la piel sensible al sol.

No contiene tóxicos. No son telas que se han impreso o teñido por encima con tintes que terminan yéndose. Por lo que no hay riesgo de que te manchen la piel.

La ropa con UPF50+ ofrece una protección constante durante todo el día. Sus propiedades no se pierden con el sudor o con el agua, lo que la hace ideal para ir con ella a la playa o para salir de excursión al campo.

Por esta misma razón, es una ropa fresca, ligera y duradera. Puede ser que te cueste un poco más que la ropa que compras en el mercadillo o en tiendas Low Cost, pero es una inversión que terminas amortizando.

¿De qué está hecha?

La ropa de protección solar está fabricada con una variedad de nylon llamada Econyl. Según señala la revista Vogue Spain, se trata de un tejido reciclado y sostenible que se puede reciclar un número indefinido de veces sin llegar a perder sus propiedades.

Para que te hagas una idea, para fabricar el nylon Econyl se utilizan materiales como redes de pesca usadas. De esta manera se reduce la cantidad de residuos que se tiran a los océanos. Es un tejido responsable con el medioambiente, que gracias a él se pone en marcha todo un proceso de economía circular.

El procedimiento de fabricación del Econyl comienza con la recogida de residuos de vertederos. Esta basura se procesa y se recupera todo el nylon posible.

En plantas de tratamiento industrial de residuos, el nylon recogido se somete a un proceso de regeneración y purificación radical. De forma que se obtiene un material parecido al nylon virgen pero con un poder bloqueante de los rayos ultravioleta.

Posteriormente, el Econly es procesado para fabricar hilo, con el que luego se confeccionarán telas.

En un primer momento, el Econly se utilizó sobre todo en la confección de artículos textiles para el hogar. Productos tales como alfombras, fundas de cojines, telas para el tapizado de sofás, etc. Era un material que al tener contenido plástico era más resistente al agua y era más fácil de limpiar.

Algunas marcas de complementos y accesorios empezaron a utilizar esta variedad del Nylon para fabricar bolsos de tela. Con el tiempo se ha descubierto que tiene propiedades protectoras del sol. Como sucede con otros tejidos, se pueden obtener telas con diferente grosor y distinto nivel de elasticidad. Por lo que se ha comprobado que es adecuado para confeccionar ropa.

La idea con el Econyl es poner en marcha un sistema de economía circular que permite reciclar las prendas de ropa sin que dañen al medioambiente. La industria textil es una de las más contaminantes del planeta, debido a la cantidad de residuos generados a través de prácticas como la moda rápida. Se trata de buscar soluciones que protejan el planeta y reviertan la contaminación.

En países como Estados Unidos, Egipto, Grecia, Pakistán, Tailandia, Noruega y Turquía ya se han puesto en marcha plantas de producción de Econyl. Ahora se está intentando extender por el resto de Europa.

 

Comparte

Últimos artículos