Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo conseguir que los niños se cepillen los dientes

COMPARTE

La higiene bucal debe iniciarse desde que el pequeño nace, para evitar problemas de caries. Puedes limpiar las encías de tu bebé con un trapo de gasa o algodón.

La Sociedad Española de Odontopediatría aconseja realizar una primera revisión bucodental a partir de los 6 meses, porque es en esa etapa cuando aparece el primer diente en la boca.

Si tu hijo no está contento con su estética dental puede afectar su autoestima, ya que muchos niños no quieren sonreír porque tienen los dientes torcidos.

Los profesionales de la Clínica Dr. Clavero explican que cada sonrisa es única, y es muy importante resolver los problemas dentales con éxito, para devolverle la confianza, y sobre todo las ganas de sonreír.

Es fundamental que los niños se cepillen los dientes todos los días y varias veces, para evitar que aparezcan caries u otras enfermedades. Realizar esta rutina no es fácil, porque los pequeños muchas veces no quieren lavarse los dientes.

Te contamos algunos consejos para que sea una actividad divertida.

Supervisar

Tu pequeño puede lavarse los dientes solo a los ochos años, pero antes asegúrate de supervisarlo, porque puede cepillarse mal los dientes.

Dejarlos participar

Es muy importante dejarlo participar, para que aumente el interés con la actividad y se sienta responsable. Tienes que acompañar a pequeño en los primeros cepillados, es decir, cepíllate los dientes con él, o deja que el niño te cepille las piezas dentales, para hacerlo más divertido.

Usar el espejo

Colócalo frente al espejo para que pueda ver el interior de su boca mientras cepilla sus dientes. Además, verse en el espejo puede convertirse en un momento divertido.

Tambien le puedes decir lo bien que lo hace, para que tenga más ganas de lavarse los dientes todos los días.

Recurrir a cuentos

«Contar cuentos o comprar libros que traten sobre el cepillado de dientes puede ayudar a que los pequeños comprendan la importancia de cuidar su higiene», explica la revista Eres Mamá.

Durante el cepillado, puedes cantar alguna canción sobre la higiene bucal, para que tu pequeño se divierta.

Jugar

Durante la limpieza puedes jugar con él, es decir, podéis contar los dientes. Utiliza la imaginación y juega a que es un león o un cocodrilo, para que el niño coopere abriendo bien la boca, ya que es fundamental para hacer un buen cepillado.

Utilizar alguna aplicación

Existen muchas aplicaciones de cepillado de dientes para instalar en el smartphone. Estas aplicaciones tienen vídeos que el pequeño puede ver mientras se cepilla los dientes.

También tiene otras funciones como juegos y canciones que fomentan el cepillado de dientes a través de la diversión.

Personalizar el cepillo

Déjalo elegir el cepillo con su personaje favorito y una pasta de dientes que le guste. Es posible que esté más motivado a limpiarse los dientes si su cepillo tiene dibujos de Minnie o de Mickey Mouse.

También puede ser una actividad divertida si le compras un cepillo que cambia de color. Es aconsejable que primero use el manual, para que aprenda la técnica.

Recompensas

Podéis crear una tabla de objetivos en la pizarra y si el pequeño realiza correctamente el cepillado, puedes marcar la casilla y sumar puntos a cambio de alguna recompensa.
Recuerda que el premio no puede ser un dulce ni golosinas. Opta por regalarle un cuento o un juguete.

Reloj de arena

Utiliza un reloj de arena para cronometrar el cepillado. A tu hijo le encantará ver caer los granos de arena y darle la vuelta al reloj mientras se lava los dientes.

Antes de dormir

Es aconsejable que se lave los dientes antes de que tenga sueño, es decir, después de la cena.

Bailes

Para que el cepillado dure dos minutos, puedes elegir una canción que le guste mucho y ponerla de fondo. ¡Se lo pasará genial!

Lavar los dientes a los muñecos

Apuesta por el juego simbólico de lavar los dientes a sus peluches, muñecas, figuras de animales, etc. También existen juegos de dentaduras para poder practicar el cepillado.

Recomendaciones para un buen cepillado

Para que tu hijo se cepille correctamente las piezas dentales, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

-Cambia el cepillo cada tres meses y después de un resfriado.

-Es muy importante limpiar la lengua.

-Explícale a tu pequeño que es muy importante cepillar tanto la parte exterior como la interior del diente.

– Pregunta al odontopediatra si tu hijo puede utilizar hilo dental o los cepillos interproximales.

-Es muy importante cepillarse las piezas dentales tres veces al día o después de cada comida.

-Tu hijo no puede consumir alimentos con altos índices de azúcar porque producen caries y problemas de salud como la obesidad.

-Es aconsejable que tu hijo acuda al dentista  cada 6 meses.

Comparte

Últimos artículos